BODEGA CLOS APALTA

Colchagua, Chile 2000 - 2006   


Superficie:        4.600 m2

Cliente:           Viña Casa Lapostolle

Arquitectos:     Roberto Benavente, Amercanda

Asociados:       Amercanda, Bernd Haller, José Luis Gonzalez

Asesores:         Michel Rolland, vinificación. Jean Luis Bouillet, ingenieria

Paisajismo:        Gilles Clement, Teresa Moller

Iluminación:      Limarí Ligthing

Constructor:     GHG

Cálculo:             L. Soler ingenieros

ITO:                 Ramón Goldsack

El encargo de Alexandra Marnier-Lapostolle consistió en llevar aun más lejos la calidad del prestigioso vino Clos Apalta con una bodega en donde el proceso de vinificación sería hecho completamente por gravedad.

Se escogió para su implantación una colina en el fondo del valle Apalta capaz de contener una altura de más de 25 metros en la que se dispusieron los distintos espacios obedeciendo a una minuciosa exigencia técnica pero también a la voluntad arquitectónica de construir un recorrido


La vendimia dura tres semanas, las otras 49 semanas el vino se trabaja en el reposo y silencio de las profundidades de la tierra, pero también se acoge la visita de miles de visitantes. Por lo mismo no se construyó un “hangar bonito” sino que una obra de arquitectura que acoge el relato del vino con el descubrimiento de una verdadera escenografía natural desplegada en más de seis pisos subterráneos.